Consejos para días azules, Paula Ramos

¡Hola, hola! Hoy os traigo la última parte de la trilogía Ellas. ¿Quieres saber más? Empecemos…

Gracias a la editorial por el envío del ejemplar

Título original: Consejos para días azules

Autor: Paula Ramos

Editorial: Ediciones B

Año de publicación: 2022

Páginas: 504

Saga:

ISBN: 978-84-6667-052-4

SINOPSIS

En la vida siempre hay un momento en que parece que todo se alinea para avanzar, o eso es lo que nos cuentan. Ahí supuestamente me encuentro yo: preparada para montar mi hotelito de ensueño, con la mente serena, con mi ex OLVIDADÍSIMO, a punto para lo que está por venir. Ah, no, para lo que viene nadie está preparado. NADIE.

Pero no pasa nada. Aquí estoy yo: Nagore, la echada para adelante. Preparaos para venir conmigo. Eso sí, no vamos solos. Nos acompañan risas y también lágrimas, alguna copa de más, momentos «tierra trágame» (de esos, más de los que me gustaría), cierto sujeto que me quita el sueño colándose bajo mi piel, unas ¿pequeñas? dosis de mala suerte y, por supuesto, una buena tanda de consejos. Porque eso es lo que una necesita siempre, además de los que dan las amigas de verdad.

Entendedme, pensaba que mi vida ya era complicada en el punto en que lo dejamos y no me podía imaginar la que se iba a liar, pero cuando te preguntan: ¿cuál es tu color?, alguna respuesta tienes que dar. «Depende del día».

OPINIÓN

Después de leer Manual para días rojos (reseña aquí) e Instrucciones para días rosas (reseña aquí), me moría de ganas por leer la historia de Nagore. ¡Y por fin lo he hecho! Y vaya si me ha dejado de aquella manera… No voy a daros muchas más pistas, así que ¡vamos a ello!

A Nagore parece que nada le sale del derecho. Está de vacaciones con sus amigas y ¿a quién se encuentra? A Diego, su ex. Pero eso no es lo peor… ¡está comprometido! Vamos, que está gafada. O eso piensa ella… Pero es que todas las pruebas apuntan a ello. Y, para más inri acaba en el hospital después de una noche de fiesta, así que sus planes de futuro quedan apartados mientras intenta reestructurar de nuevo su vida.

Y hasta ahí voy a contar porque, como siempre digo, no quiero contar más de la cuenta y caer en spoilers involuntarios. Peeero… ¿a que pinta guay? Pues es que la verdad es que lo está. No voy a mentir. Así que os cuento más en detalle.

El primer tema al que quiero hacer mención es el de las segundas oportunidades. Y, no, no me estoy refiriendo a un tema puramente amoroso, si no en todos los aspectos. Las segundas oportunidades pueden ser con nosotros mismos. ¿Por qué no? Pues aquí se demuestra, y de una forma verdaderamente bonita. Nagore nos abre los ojos ante muchas cosas y nos muestra que tener miedo está bien, pero que hay que intentar avanzar. Siempre, por supuesto, de la mano de las personas que más queremos.

El siguiente tema es el de la superación de dificultades, un tema que va muy de la mano con el anterior. ¿Cuántas veces nos hemos encontrado ante una situación terrible que nos ha dejado echos polvo? Pues este es un caso estupendo para demostrar que las cosas malas pueden superarse, que hay que darle tiempo a las heridas a sanar y demostrar que podemos con aquello que nos propongamos.

Por último, el tema de la amistad. No puedo terminar con esta trilogía y no mencionar (¿por millonésima vez?) que este es el eje principal de los libros. Es una llamada a la amistad, a demostrar que hay personas, la familia que eliges, que están ahí en tus mejores y en tus peores momentos, que te apoyan, que te dicen la verdad a la cara, que se quejan, que te escuchan… Por que sí, estas cuatro amigas son maravillosas y se complementan muy bien. Para mí, estos libros más que de amor, hablan de esto, y es lo que me gusta precisamente de ellos: esa oda a la amistad.

Así pues, pasemos a los personajes…

Nagore, querida, empecemos por ti. Es un iman de mala suerte, un poco desastre, un torbellino y alguien, digamos, ligeramente pesimista. Pero precisamente por todo esto es por lo que la adoramos. Lo mejor es que es un personaje carismático con el que es muy fácil sentirse identidicado porque es real, tan normal que podría ser cualquiera de nosotras. ¡O incluso una amiga!

En cuanto a los chicos… ¿Chicos? Sí, hay más de uno. Pues no os voy a adelantar nada de nada. Pero preparaos para el sufrimiento.

Así que, en resumen, he de decir que es un libro que me ha gustado mucho, pero no ha conseguido apasionarme como yo esperaba. Y creo que ha sido un problema mío por crearme unas expectativas tan altas (cosa mala). Aún así, nos abre los ojos y nos muestra que no debemos sacar siempre la parte negativa de la vida, que también hay una positiva, que es la que no debemos olvidad. Además, explica ciertos temas (cuando lo leáis lo entenderéis) con una sensibilidad digna de mención.

Me da mucha pena despedirme de las chicas. Han sido unos libros de esos con los que es fácil conectar, que te enseñan, que te hacen pensar y valorar. Son unos libros de esos que aportan valor y merecemos tener en las estanterías.

¿Os ha gustado? ¿Os apetecería leerlo? ¡Dejad un comentario y hacédmelo saber!

Love,

Alex.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.