Orgullo y prejuicio, Jane Austen

¡Hola, hola! ¡Ya estoy de vuelta de vacaciones! He de reconocer que no he leído todo lo que quisiera ya que estoy en medio de una “crisis lectora”. Pero aún así os traigo la primera reseña de la nueva temporada. Como sabéis, este año he decidido leer todos los libros de Jane Austen, por lo que os traigo otro de sus libros, quizás el más conocido. Empecemos…

 

RESEÑA Orgullo y prejuicio

Título original: Pride and prejudice

Autor: Jane Austen

Editorial: Alianza Editorial

Año de publicación: 2016

Páginas: 504

Saga: No

ISBN: 978-84-9104-512-0

 

SINOPSIS

La aparición en Longbourn, un pueblo de la campiña inglesa, de Charles Bingley, joven, soltero y rico, despierta las ambiciones de las familias del vecindario, que lo consideran un excelente partido para sus hijas. Él y su amigo Fitzwilliam Darcy, también adinerado, tendrán que luchar contra las intrigas con las que se tratará de poner trabas al amor que sienten por dos de las hermanas Bennet, pobres y modestas, antes de alcanzar un final feliz.

 

OPINIÓN

Como os comenté en las reseñas anteriores, este es el bicentenario de la muerte de Jane Austen, precursora destacada de la novela moderna en Europa, y quería hacer algo especial para conmemorarla. Gracias a la editorial por hacer posible este ciclo de reseñas.

Estaba siguiendo el orden a la inversa, pero como me salté Emma he decidido leer el resto de libros como mas me apeteciese. Aquí os dejo los enlaces a las reseñas que he hecho anteriormente: Persuasión (puedes leer la reseña aquí), La abadía de Northanger (puedes leer la reseña aquí) y  Mansfield Park (puedes leer la reseña aquí).

Antes de nada, decir que este libro me lo he leído unas cuantas veces… Si, Orgullo y prejuicio es por ahora mi libro favorito de la autora. Me quedan aún tres libros por leer, y de los que he leído hasta el momento, quizás el que más me ha defraudado haya sido Mansfield Park, pero aún así, es una autora que me encanta.

Esta novela, la segunda publicada de Austen, se centra en la vida de la familia Bennet, una familia con pocos recursos que tiene cinco hijas, cada cual más diferente a la otra. Pero sus vidas cambian cuando el joven señor Bingley alquila Netherfield Park una mansión en el condado en el que viven.

La señora Bennet solo tiene una aspiración en la vida y es que sus hijas consigan buenos matrimonios. Por eso, en cuanto el señor Bingley aparece en escena, la señora Bennet no pierde la oportunidad y le presenta a sus hijas con la intención de que elija a la mayor, Jane, y acabe casándose con ella, algo que favorecería a toda la familia.

Por otro lado, en la fiesta en la que conocen al joven señor Bingley, también conocen a su amigo, el señor Darcy, quien no cae nada bien debido a su comportamiento reservado y a la poca predisposición a la socialización que dispensa. Pero hay algo en él que acaba llamando la atención de Lizzy, la protagonista principal de la historia, solo que debido a los prejuicios que hace de la gente, empieza a hacerse una idea de cómo puede ser el callado caballero.

Cuando el señor Wickham, un oficial del ejército inglés, aparece en escena, la tranquila vida de la familia Bennet se pone patas arriba y los problemas empezarán a llamar a su puerta. Pero pronto este personaje desaparece, logrando que muchas de las personas que le han rodeado acaben teniendo un futuro distinto. Un ejemplo sería Jane, quien acaba enamorada del señor Bingley, pero él, de un día para otro decide marcharse de vuelta a Londres sin apenas dar una explicación, por lo que Jane, acabará yendo allí para intentar reencontrarse con él.

Por otro lado, Lizzy, acabará viviendo diversas aventuras. La primera, durante la visita que le hace a su primo, el clérigo, quien se casó con su mejor amiga. Allí recibirá su segunda proposición de matrimonio, proposición que rechazará pensando que esa persona ha tenido que ver en la separación de su hermana Jane y del señor Bingley.

La segunda aventura, es cuando decide viajar con sus tíos. Allí se enterará del inconveniente matrimonio de una de sus hermanas menores con el señor Wickham, y de sus sentimientos hacia el señor Darcy.

Y hasta ahí voy a contar. Me encantaría seguir, y muchos probablemente conozcan la historia, o directamente el final, pero no me quiero arriesgar a hacer un spoiler. Y eso que me podría pasar horas hablando de este libro. Lo que sí siento es si el pequeño resumen que he hecho no ha quedado muy claro, pero no quería liar demasiado las cosas porque este libro es como una telenovela ambientada entre el final del siglo XVII y el principio del XIX.

En cuanto a los personajes, quiero centrarme en los dos principales: Elizabeth Bennet y Fitzwilliam Darcy. Ella es una persona alegre, que cree en las oportunidades, en que no es necesario un matrimonio para ser feliz, y que dicho matrimonio ha de estar basado en el amor, no en una simple atracción mutua o en un matrimonio de conveniencia (por eso rechaza dos proposiciones). Él, en cambio, es una persona tímida, que no deja entrever sus sentimientos y a la que se hace complicado conocer.

Pero ambos, Lizzy y Darcy, pecan de lo mismo: ser orgullosos y tener prejuicios. Si bien es cierto, los prejuicios de ambos se basan en dos cosas: la posición social de cada uno de ellos y aquello que escuchan del otro. Pero realmente, creo que estos dos personajes en concreto, necesitarían una tesis entera que explicase su comportamiento. Aunque seguro que la hay.

Por otro lado, los temas que trata el libro, dejando de lado el amor, son, por ejemplo, la familia y el matrionio. La familia como institución en la que se valora el matrimonio y tener hijos. Al fin y al cabo, la señora Bennet, lo que quiere es casar a sus hijas para que tengan una buena posición social y no pasen penurias.

Por otro lado, la crítica a la sociedad de la época, en la que reprueba el hecho de que las mujeres estuvieran infravaloradas y no se las dejase trabajar o realizar cualquier otra actividad que no fuera el cuidado del hogar y de la familia.

También esclarece los tipos de posiciones sociales que había, ya que podemos encontrar desde personajes ricos hasta pobres, pasando por oficiales del ejército o clérigos. Además, con cada uno, nos explica un poco el tipo de vida que llevaban.

Además, ¿habéis visto la preciosidad de edición? El conjunto de la colección es increíble, de verdad. Hay pocas ediciones que me gusten tanto como estas y tenerlas ahora en mis estanterías es un verdadero placer.

¿Y a vosotros? ¿Os ha gustado? ¿Queréis leerlo? ¡Dejad un comentario y hacédmelo saber!

Love,

Alex.

Anuncios

Mansfield Park, Jane Austen

¡Hola, hola! Hoy traigo una nueva reseña del ciclo Jane Austen. ¿Quieres saber más? Empecemos…

.

RESEÑA Mansfield park

 Título original: Mansfield Park

Autor: Jane Austen

Editorial: Alianza Editorial

Año de publicación: 2013

Páginas: 621

Saga: No

ISBN: 978-84-9104-514-4

.

SINOPSIS

Centrada en la figura de la humilde y discreta Fanny Price, esta novela, una de las más deliciosas de Jane Austen, cuenta las muchas vicisitudes en que se ve envuelta desde que a la edad de diez años va a vivir a Mansfield Park, nombre que recibe la casa de los Bertram, sus tíos ricos. Las distintas relaciones que establece con sus primos y con los diversos personajes que van apareciendo por la casa y complicando la trama, así como su evolución, con sus idas y venidas, sus avances y retrocesos, amores, rivalidades, tomas de conciencia y cambios de actitud, van desarrollando un relato ameno, romántico y entretenido que culmina en un final feliz.

A A. 

OPINIÓN

Como os comenté en las reseñas anteriores, este es el bicentenario de la muerte de Jane Austen, precursora destacada de la novela moderna en Europa, y quería hacer algo especial para conmemorarla. Gracias a la editorial por hacer posible este ciclo de reseñas.

Estaba siguiendo el orden de la publicación de sus obras a la inversa, pero he decidido saltarme Emma para dar paso a una un poco menos conocida, por lo que Mansfield Park se cuela en el tercer puesto, siendo publicada en 1814. Las reseñas anteriores son: Persuasión (puedes leer la reseña aquí) y La abadía de Northanger (puedes leer la reseña aquí).

Fanny Price nació en una familia poco pudiente (no pobre porque se pueden permitir tener una sirvienta), siendo la segunda de diez hermanos. A los nueve años, sus tíos, Sir y Lady Bertram, bajo la influencia de su otra tía, la señora Norris, deciden acogerla en Mansfield Park, como “acto de caridad y ayuda a su pobre familia”. Esto se debe a que las tres hermanas se separaron años atrás, y cuando la madre de Fanny, años después, les pide ayuda, ellos deciden llevarse a la niña para darle una mejor educación de la que podría recibir a manos de su familia y hacerla partícipe de la suya propia. Pero no será del todo así, ya que, una vez Fanny llega a Mansfield Park es tratada de manera muy inferior, casi como a una criada, aunque con muchos privilegios.

Su tía Norris no deja de recordarla que debe sentirse agradecida de estar allí, que debería pensar lo bien que la están tratando y lo mal que podría estar viviendo si estuviera con su familia. Además, sus primas, poco mayores que ella, no la tratan mejor, al contrario, la desprecian animadas por su tía Norris. El único que está ahí, apoyándola es Edmund, su primo, quien la trata como a una hermano, o incluso mejor.

Cuando Fanny comienza a hacerse al ambiente de la casa, donde ella se dedica a obedecer sin rechistar y siempre se comporta con humildad, intentando pasar desapercibida; aparecen unos vecinos nuevos, los Crawford, hijos de la hermana del señor Norris, su tío. Los Crawford estarán dispuestos a revolucionar Mansfield Park, Henry Crawford con su juego de seducción y Mary con sus acciones interesadas.

Y hasta ahí voy a contar. Lo único que añadiré es que Fanny tiene dos posibles candidatos a galán inglés, tan a la altura de Austen como cabría esperar. Pero, como siempre, hasta pocas páginas antes del final no se resolverá el misterio.

El personaje de Fanny me ha llamado la atención, porque en comparación con las protagonistas de los libros anteriores es distinta: observadora, callada, humilde, bondadosa. Esto no quiere decir que el resto de personajes principales de los libros que he leído hasta ahora no fueran humildes o bondadosas, pero creo que en Fanny se aprecia mucho mejor. Además tiene algo que me recuerda a Cenicienta: es tratada poco mejor que a una sirvienta, las hermanas Bertram la tratan mal, su tía Norris la desprecia…

Por otro lado, como he repetido en anteriores reseñas, los personajes secundarios son los que le dan mucho movimiento a la historia, creando un trasfondo que se irá viendo en los temas que se van tratando. Además, dichos personajes tienen una profundidad que hace que parezcan personas reales, lo que da mayor realismo a la novela.

El tema de la familia es relevante para comprender bien la novela, ya que comienza explicando la historia de las tres hermanas (la madre de Fanny, su tía Norris y su tía Bertram), y a partir de ahí va enlazando hasta llegar a los dieciocho años de la protagonista. Además, al vivir con sus tíos, se verán las relaciones entre ellos, cómo unos la desprecian y otros la aprecian.

Y, lo más importante, la crítica que hace a la sociedad de la época, en la que, como siempre, Austen se rebela contra las normas de la época, reivindicando mayor poder para la mujer, los matrimonios por amor y no por renta… Como siempre, es algo digno de leer puesto que podemos comprender cómo de “oprimidas” estaban las mujeres en esa época y cómo, poco a poco, todo ha ido cambiando hasta llegar a la situación actual. Para eso, Austen fue una precursora.

El punto negativo que le encuentro a esta novela es que es muy lenta al principio, pero no quiere decir que eso me haya aburrido. Estamos tan acostumbrados a leer libros en los que todo se sucede de forma rápida y ágil, que al leer algo distinto podemos llegar a sentirnos confusos.

Sin duda no es la mejor novela de Austen y creo que no se debería empezar por este libro a leer a la autora, pero si te gusta Austen, no te la debes perder.

Por último, debo comentar la edición. ¿Puede ser más bonita? Si habéis leído las anteriores reseñas, pensaréis que me repito mucho, pero de verdad, es una edición muy cuidada. Es muy llamativo que la sobrecubierta y la cubierta sean iguales, porque lo normal es que las encontremos distintas. Pero esa sobrecubierta le da un toque exquisito. Además, los motivos que aparecen en la cubierta están muy bien pensados porque encajan a la perfección con el libro. Y la traducción, magnifica.

¿Y a vosotros? ¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado? ¡Dejad un comentario y hacédmelo saber!

Love,

Alex.

La abadía de Northanger, Jane Austen

¡Hola, hola! Esta es la segunda reseña del ciclo que he empezado con las novelas de Jane Austen. ¿Quieres saber más? Empecemos…

.

RESEÑA La abadía de Northanger


Título original:
 Northanger Abbey

Autor: Jane Austen

Editorial: Alianza Editorial

Año de publicación: 2013

Páginas: 334

Saga: No

ISBN: 978-84-9104-513-7

.

SINOPSIS

La vida de la joven Catherine Morland -miembro de la numerosa familia de un modesto clérigo rural- discurre apaciblemente en la campiña inglesa, donde se entrega con pasión a su distracción favorita: leer novelas de género gótico, llenas de pasadizos ocultos, mazmorras y misterios. Una invitación en la vida real, sin embargo, la lleva a la ciudad de Bath, donde ella y su hermano James establecerán relaciones con los Thrope, ambiciosos y manipuladores, y los Tinley, vástagos de una distinguida familia cuya hacienda, que ostenta el pincotesco nombre de “abadía de Northanger”, despierta en Catherine las más escalofriantes y deliciosas expectativas. Teñida de una fina ironía, La abadía de Northanger mezcla amores, convivencias y apariencias, regalándonos como pocas obras el placer de la lectura.

A A. 

OPINIÓN

Como os comenté en la reseña anterior (puedes verla pinchando aquí), este es el bicentenario de la muerte de Jane Austen, precursora destacada de la novela moderna en Europa, y quería hacer algo especial para conmemorarla.

Estoy siguiendo el orden de la publicación de sus obras a la inversa, por lo que La abadía de Northanger se cuela en el segundo puesto, siendo publicada, al igual que la anterior en 1818, como obra póstuma de la autora.

Al comienzo del libro hay una nota de la autora en la que se especifica que el libro fue comprado para ser publicado en 1803, pero que finalmente el librero no lo publicó. Por eso se pide al lector que comprenda que han pasado 13 años desde que se terminó el libro hasta que fue publicado. Aunque, sinceramente, creo que a nosotros, en la época en la que vivimos, no nos afecta.

Comenzaré diciendo que la historia me ha sorprendido mucho ya que se sale un poco del registro al que estaba acostumbrada de la autora. Catherine Morland es una joven de 17 años que a pesar de la insistencia de su madre en que estudiase más, se decantó por leer novelas. Algo que en la época no estaba bien visto pues no aportaba nada al conocimiento. Catherine es la tercera de los diez hijos de un modesto clérigo, que se ve beneficiada por unos vecinos más pudientes, los cuales la invitan a pasar una temporada en Bath.

Una vez allí, Catherine piensa que va a vivir aventuras, pero nada más lejos de la realidad. Vivirá aventuras, sí, pero no como las de las novelas que ella lee. Se relacionará con gente, irá a salones a bailar, al teatro… convirtiéndose así en una joven señorita. En Bath conocerá a Isabella Thrope, su primera amiga de verdad con quien compartirá confidencias y secretos. Además, poco después aparecerá el hermano de Catherine, James, acompañando a John Thrope, el hermano de su amiga.

Pero Catherine conocerá al joven señor Tinley en uno de los bailes y quedará totalmente prendada de él. ¿Estará el destino a su favor? Eso piensa ella cuando la invitan a pasar una temporada en la casa de la familia Tinley, casa a la que llaman La abadía de Northanger. Nombre que la lleva a pensar en mil aventuras.

Y hasta ahí voy a contar. He de decir que la historia me ha gustado mucho, pero en especial el personaje de Catherine me ha encantado. Es una joven lista, que se guía por sus instintos y a la vez intenta seguir las normas de la sociedad en la que vive, eso sí, sin dejar de ser como es: dulce, atenta, leal y, sobre todo, soñadora.

Como siempre, con Austen, los personajes están perfectamente definidos, y en este caso, cada uno de ellos tiene una actitud distinta. Isabella Thrope es esa amiga que intenta dar consejos, pero que no sabe ver más allá de lo que tiene delante, que busca beneficiarse de todo y que cuando algo no le sale bien, dice que no ha roto ningún plato. James Morland, el hermano de Catherine, es un joven que tiene claro su futuro, y no sólo debido a sus ingresos, sino a todo lo que le rodea. John Thrope es el típico joven que tiene que presumir de todo lo que tiene (aunque no sea mucho) para quedar bien para con los demás; de quien todos hablan bien, pero que a la hora de la verdad se ven sus intenciones. Henry Tinley es el segundo hijo de una familia acaudalada que se ha hecho clérigo, pero que, en todo momento sabe lo que quiere y hacia dónde quiere llevar su futuro.

La verdad es que hay muchos más personajes, pero no podría definirlos a todos porque esta reseña se eternizaría. Lo que sí quiero nombrar es la gran relevancia que toman los personajes secundarios en las novelas de la autora. Relevancia que hacen que la novela sea más llamativa, más movida y que tenga mucho trasfondo, de modo que ayuda a comprender mejor la época que se describe.

La crítica a la sociedad de la época, al igual que en otros libros, es evidente ya que, a pesar de que la protagonista femenina viva aventuras, trata muy a menudo los temas del dinero y de la posición social, y las diferencias que hay entre los que tienen más y los que tienen menos. Además eso se hace evidente en las reacciones de Isabella a lo largo del libro.

Otro de los temas llamativos ha sido la lectura de novelas por parte de la gente de la época. Si bien es cierto que, a lo largo del libro, se hacen muchas referencias a novelas del momento, la autora deja claro a través del relato que no estaba bien visto que se leyeran ese tipo de libros porque no eran instructivos. Lo que podía hacer que se considerase “tonta” a una mujer por el hecho de leer ese tipo de libros. El personaje de Henry Tinley intenta desmontar esta “norma” de la época en un discurso de lo más interesante, en el que él alega que también le gusta leer novelas.

En general, el libro da la sensación de ser una búsqueda de uno mismo (no en el sentido literal de la palabra), sino más bien como una evolución en la que se puede ver cómo Catherine, va cambiando desde las primeras páginas hasta las últimas, y cómo gracias a “los golpes y tropiezos” se va dando cuenta de muchas cosas, haciendo que madure rápido.

Y el final…  no puedo no hablar de eso. Me ha parecido de lo más elaborado, desentrañando todas las dudas que pudieran quedar en un principio.

El libro está escrito de tal forma que consigue atraparte, haciendo que quieras saber más y más y más. Puedo adelantar incluso que es el primer trío “amoroso” que he leído en un libro de estas características, lo que me ha dejado completamente alucinada. Además, como es bien sabido, las novela de Austen no se caracterizan por tener un ritmo muy ágil, sino que todo se va sucediendo poco a poco.

El lenguaje no es sencillo a pesar de tener una buena traducción. Y digo esto porque no estamos acostumbrados a ciertas expresiones que se utilizan. Quizás se tarde un poco más en leer, pero merece la pena.

Debo comentar la edición. Es simple y llanamente perfecta, tanto por fuera como por dentro. No me puede gustar más. Ya lo comenté con el libro anterior, pero me parece que es una edición muy cuidada que hace que con un solo vistazo quieras enterarte un poco más de lo que trata el libro., y eso es un punto muy fuerte a su favor.

Un libro muy recomendado, ya no solo por descubrir qué pasará con Catherine, sino por adentrarnos un poco más en las costumbres de la época. Estoy deseando ponerme con el siguiente libro y seguir conociendo un poco más del siglo XIX.

¿Y a vosotros? ¿Os ha gustado? ¡Dejad un comentario y hacédmelo saber!

Love,

Alex.

Persuasión, Jane Austen

¡Hola, hola! Hace tiempo que quería hacer algo referente a esta autora, y siento este año el bicentenario de su muerte, no podía dejar escapar la oportunidad de mostraros su obras. Así que… Empecemos…

.

RESEÑA Persuasión


Título original:
 Persuasion

Autor: Jane Austen

Editorial: Alianza Editorial

Año de publicación: 2013

Páginas: 312

Saga: No

ISBN: 978-84-9104-515-1

.

SINOPSIS

La protagonista de Persuasión es Anne Elliot, hija mediana de un vanidoso Sir con un título de nobleza menor. Fueron precisamente sus ínfulas de grandeza las que llevaron años atrás a Anne a rechazar, pese a sus sentimientos, el matrimonio con un por entonces militar de incierto futuro. Pero las guerras hacen mudar fortunas y las hazañas de aquel oficial lo han convertido, cuando vuelven a encontrarse, en un acaudalado capitán de la Armada de Su Majestad. Dolido aún por aquel antiguo desaire, el capitán Wentworth será ahora, cuando dé a conocer su voluntad de casarse, quien haga gala de su indiferencia hacia Anne…

a a. 

OPINIÓN

Como os he dicho en la introducción, este es el bicentenario de la muerte de Jane Austen, precursora destacada de la novela moderna en Europa, y quería hacer algo especial para conmemorarla. Por eso quiero agradecer a la editorial el envío de este ejemplar para hacer posible el ciclo de lecturas.

Muchos de vosotros conoceréis a Jane Austen por obras como Orgullo y prejuicio, Emma o Sentido y sensibilidad. Pues para este ciclo de reseñas, he decidido empezar desde sus obras menos conocidas hasta las más conocidas, intentando seguir el orden de publicaciones, solo que a la inversa, desde la última obra publicada a la primera.

Persuasuón se publicó en 1818, siendo su segunda obra póstuma. Es por ello que he decidido empezar con ella.

El libro, contado en tercera persona, aunque centrado en el punto de vista de la protagonista, se divide en dos partes y cada una de ellas en doce capítulos, y nos cuenta la historia de Anne Elliot, la hija mediana de un baronet inglés. Perdió a su madre siendo aún una adolescente y se quedó a cargo de un padre vanidoso y de una buena amiga de su madre, Lady Russel. A sus diecinueve años se enamoró de un militar de bajo rango, incluso llegó a comprometerse, pero fue persuadida para romper el compromiso.

El libro comienza cuando años mas tarde se ve en la obligación de dejar su casa para mudarse a Bath por las malas gestiones de su padre. Pero primero deberá ir a visitar a su hermana pequeña, la única casada. Allí se reencontrará con el capitán Wentworth, quien ha vuelto a Inglaterra con un nuevo título y mucha más fortuna. Él está dispuesto a buscar esposa, pero no quiere que sea Anne debido al desplante del pasado.

A partir de ahí, se irán dando una serie de circunstancias que los irán uniendo y juntando en el mismo grupo. Y hasta ahí voy a leer.

Jane Austen hace una perfecta reflexión sobre la sociedad de la época, mostrándonos sus costumbres y sus tradiciones, incluso llegando a rebelarse un poco contra ellas. Con esto me refiero a que en pleno siglo XIX, una mujer con 27 años ya debería estar casada y tener hijos, pero su protagonista no, al igual que una de las hermanas de Anne, que es dos años mayor.

El matrimonio y el amor son los hilos conductores de la novela, los que van tejiendo la telaraña de encuentro y desencuentros, de tiras y aflojas. Pero a parte trata muchos otros temas como la importancia a la posición social, donde, personajes como su hermana y su padre, nombran constantemente las diferencias entre unos y otros, incluso en la forma de actuar.

Por otro lado, el tema de las amistades es muy importante ya que son quienes aportan vida social a los personajes, los instruyen, les dan consejos, les ayudan, e incluso opinan más de la cuenta.

Los personajes que crea esta autora tienen unos caracteres muy bien definidos, sobre todo en lo tocante a sentimientos ya que sabe expresar a la perfección el orgullo, los celos, el amor, la soberbia… Eso da muchísimo realismo a sus obras, creando personajes profundos con motivaciones. Además, da mucha relevancia a sus personajes secundarios ya que son capaces de conducir la historia sin dejar de lado la esencia de la misma.

La escritura de esta autora no es a lo que estamos acostumbrados actualmente, donde los hechos se van sucediendo uno tras otro con gran rapidez, sino que cada escena va sucediendo pausadamente, dejando intriga y consiguiendo crear un final sorprendente. Acabas el libro con una enorme sonrisa en la cara y un muy buen sabor de boca.

En cuanto a la edición… ¿qué puedo decir? Es simplemente perfecta, los editores y diseñadores se han dejado la piel en crear unas obras sólo equiparables a algunas ediciones especiales inglesas. La cubierta es sencilla y a la vez muy reveladora ya que contiene dos elementos importantes en el libro: el paraguas y el tambor (elemento relacionado con la armada. De verdad que no puede ser más bonita. Y no solo por fuera, porque por dentro está especialmente cuidada, con márgenes amplios, letra grande… Lo tiene todo, de verdad. Sin duda, la edición más bonita que he visto en España.

Muchos preguntaréis que si lo recomiendo. Por supuesto, es una gran obra de esta autora que me ha sorprendido de principio a fin, dejándome ganas de comenzar el siguiente libro y enfrascarme en una nueva aventura en la campiña inglesa.

¿Y a vosotros? ¿Os ha gustado? ¿Queréis leerlo? ¡Dejad un comentario y hacédmelo saber!

Love,

Alex.